Te mostramos algunas de las muchas formas naturales de disfrutar del exterior y, al mismo tiempo, mantener alejados a los mosquitos.

Venga, vamos a disfrutar sin miedo de esa bonita fiesta en la terraza o en el jardín. Y para que así sea, aquí tienes algunas de las plantas que te ayudarán a estar a salvo de mosquitos e insectos. La lavanda no sólo repele mosquitos, también moscas. Con sus hojas secas puedes llenar bolsas de lino para repartirlas por la casa, o colgarlas en las ventanas para crear una barrera natural contra los mosquitos. Además conseguirás un muy buen aroma en casa

que también puedes usar en los armarios. La monarda, quizá menos conocida, también ahuyenta estos molestos bichos con sus bellas flores fucsia y de fuerte aroma mentolado. La hierba gatera es otro potente repelente de mosquitos, pero atrae a los gatos, a los que les encanta frotarse en ella ¡e incluso comérsela! El romero, en cambio, ahuyenta a los gatos y a los mosquitos al mismo tiempo. La hierba limón, que quizá conozcas porque de ella se extrae el aceite de citronela usado como repelente de mosquitos en velas, también puedes usarla recolectando sus tallos para cocinar tus platos más sofisticados. El crisantemo, gracias a la piretrina, tampoco agrada a moscas ni a mosquitos, y se dice que si lo plantas alrededor de la vivienda te librará de cucarachas y escarabajos.